nº2 Un viaje con la luz y el tiempo

7,90

serie fotográfica por Moisés Lucas

3 disponibles

Categorías: , ,

Un viaje con la luz y el tiempo

 

¿Cómo era aquella cita de Lewis Hine?…., “La fotografía es el documento humano que siempre mantendrá al presente y al futuro en contacto con el pasado.”

 

Cada día es más difícil hacer fotografía de calle, fotos a desconocidos. El motivo es que tenemos miedo porque nos han contado que vamos a perder nuestra intimidad. En realidad no somos conscientes (más bien no los queremos ser) que de manera involuntaria nos exponemos más, perdemos esa presunta privacidad sin pensar demasiado en ello en las redes sociales, en páginas web, en tiendas online. Damos todos nuestros datos que obtener algo “gratis” que nos interesa, sin querer asumir que al navegar, una base de datos monitoriza qué noticias leemos, cuáles son nuestros gustos, nuestras aficiones, nuestras perversiones, quiénes nuestros amigos, cuándo y cuánto hablamos con ellos, por dónde nos movemos, dónde paramos a tomar algo, qué compramos… y lo mejor de todo, es que lo hacemos de manera voluntaria, simplemente por tener un Smartphone, hacer uso de la red y darle a un botón virtual que nos señala que tenemos que “aceptar” lo que sea.  Ese sencillo gesto nos convierte en el producto que está en venta, y lo mejor es que así, sí estamos dispuestos a perder nuestra intimidad. 

 

Eso no es todo. De un modo más involuntario, sin pedirnos que pulsemos ningún botón de aceptar, cientos de cámaras nos vigilan en pro de nuestra “seguridad”. Somos constantemente filmados, en cualquier lugar. Cámaras de ayuntamientos, metro, autobuses, bancos, bares, tiendas…  En ocasiones si somos un poco observadores, veremos que hay lugares donde una placa nos menciona que estamos siendo vigilados bajo el amparo de tal o cual ley, pero lo cierto es que no controlamos absolutamente nada de quién hace qué con todas esas filmaciones. En nuestra ignorancia queremos suponer que por el volumen, se ha borrar de un modo más o menos rápido, pero no deja de ser una suposición y realmente desconocemos qué información se extrae de ahí y qué se hace con ella (que se lo pregunten a alguna política). Dejaremos para otro día los cientos de miles de teléfonos grabando por la calle a diestro y siniestro, o las cámaras de televisión… A estas alturas te estarás preguntando qué tiene esto que ver con la fotografía, y ahí viene la paradoja. Aún siendo conscientes de la existencia de todas esas cámaras, vamos por la calle, un fotógrafo dispara su cámara, a un metro de distancia, sin esconderse, y reaccionamos mal ¡¡¡¡No me has pedido permiso!!!!. Nos indignamos. ¿Para qué quieres esa foto?, ¿por qué me fotografías a mi? y en ocasiones, en lugar de acercarnos y preguntarle al fotógrafo, nos enfadamos, nos acordamos de su familia, e incluso llegado el caso, nos ponemos violentos. Y como único argumento, apelamos a nuestro derecho a la intimidad. 

Continúa leyendo

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “nº2 Un viaje con la luz y el tiempo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…